Así se levantó nuestra nueva carpa, «La Afortunada»

Levantar “La Afortunada”, la nueva carpa de El Circo del Mundo, es un ritual que congregó a artistas, equipos, estudiantes y amigos de distintas época, para poner la energía colectiva que elevará cada paño, tensará cada cuerda, hundirá cada estaca, apretará cada nudo que sustenta esta estructura que contiene el trabajo duro de los artistas que se forman, los niños y niñas que se desarrollan más felices y todas las posibilidades artísticas que la imaginación sea capaz de producir.

La compleja faena de levantar «La Afortunada» estuvo liderada de nuestra potente Daniela Torreblanca y del fabricante de esta carpa, Juan Carlos Aldrich.

Este video revela cuadro a cuadro el trabajo de dos días levantando “La Afortunada” en una miga circenses. Un trabajo dedicado y solidario de Ignacio Ortiz, a quien agradecemos su hermosa entrega.
Gracias a todos y todas las que colaboraron: todos los estudiantes de la Escuela de Artes Circense, a Exequiel Silva Giovanni Patricio Alcaino Cartes René Seguel del Rio; Felipe Ramos, José Pablo Osorio, Luna, Miguel, Cristobal Galaz, Fernanda Coihueco, Cristian Huerta, entre muchos otros que pasaron a poner sus manos para esta minga circense.

Niños y niñas protagonizan muestra de circo

Todo aprendizaje de circo termina en el círculo central de la gran carpa de El Circo del Mundo. Las luces enfocan a niños y niñas en su proceso de crecer creando su propio espectáculo este domingo 26 de noviembre a las 19.00 horas en nuestro XXIII Encuentro de Circo Social: “Construye felicidad”.


Como cada año, desde que nace el Circo del Mundo en 1995, cerramos cada proceso formativo de circo social en un gran encuentro en nuestra carpa “La Afortunada”, renovada en julio de este año. La muestra de los números que los niños y niñas han preparado especialmente para este momento de protagonismo  recibe el apoyo del equipo técnico, artistas y estudiantes del Circo, que estarán a disposición de su espectáculo.


Maquillaje, vestuario, música, iluminación, equipo técnico, seguridad son algunos de los equipos que apoyan los procesos individuales y colectivos de cada taller de circo. Exequiel Silva, artista formado en El Circo del Mundo, será el director artístico, encargado de motivar y dar unidad al espectáculo que se presentará este domingo 26 de noviembre desde las 19.00 horas.


El circo siempre sorprende, amplía su espacio de acción y representa nuevas realidades. Este año una de las particularidades es que estarán en el espectáculo niños de distintas edades, unos muy pequeños y otros jóvenes que entrarán al mundo del trabajo en unos meses. Alejandra Jiménez, una de las fundadoras y actual directora de El Circo del Mundo, destaca que “el circo es transversal, en escena confluyen todas las edades, todos los cuerpos, todas las formas sirven y se convierten en sus nuevas capacidades de expresarse en colectivo”.


Jiménez explica que emprendemos el ritual más importante del año con este encuentro número 23 con un gran esfuerzo institucional porque sabemos de la relevancia que adquiere en la vida de cada niño y niña que participa. Es un espacio de protagonismo real, donde las familias de los niños ven sus logros, sus pares los reconocen y sobretodo porque estar en ese escenario significa para ellos que son capaces de hacer cualquier cosa. Compartir con niños y jóvenes de otros lugares”.


 “Es el símbolo de nuestro permanente vínculo con las raíces de El Circo del Mundo, ese trabajo inicial que se inaugura con el primer encuentro de Circo en 1995 y donde surge la inspiración vital que lo hizo nacer y perdurar hasta hoy”, concluye  su directora.


Lectura de fotos: Imágenes del XXI Encuentro de Circo realizado en el 2015.