Cuerda Firme: El circo como asignatura en colegios de Santiago

CF_LiceoComercialA-24 (29)

Durante este año 224 estudiantes de 11 cursos en colegios de Santiago tuvieron el circo como asignatura obligatoria, dentro de su malla curricular. La experiencia inédita en Chile cierra con una muestra donde cada curso, con su esfuerzo y creatividad, será el protagonista de un espectáculo circense en la gran carpa de El Circo del Mundo.

·         Este martes 31 de octubre, desde las 16.00 horas, entrada liberada en General Bonilla 6.100-B, Lo Prado.  


Los alumnos de 5 colegios de Santiago comenzaron el 2017 con un ramo poco habitual en su malla de 3º y 4º medio: en el horario aparecía “circo”, justo después de matemáticas, lenguaje o un ramo de su especialidad técnica.  Un equipo de El Circo del Mundo les explicó que empezaban a ser parte de un proyecto llamado Cuerda Firme que les proponía aprender circo como metodología para desarrollarse, mejorar sus habilidades colectivas y personales, ser más felices e impactar los resultados de su futuro desempeño laboral. Funcionaría como ramo obligatorio, con nota y parte del promedio anual. Si por alguna razón no querían, serían asignados trabajos especiales.


Durante el 2017 Cuerda Firme se realizó en el Liceo Técnico Profesional Juanita Fernández Solar, Liceo Comercial A-24, Colegio Técnico Profesional San Alberto, Fundación SUMATE,  Colegio Betania e INFOCAP (Instituto de Formación y Capacitación Popular).


Buscamos implementar este proyecto en colegios públicos técnico profesionales  en situación de vulnerabilidad para y aportar en el mejoramiento de sus condiciones empleabilidad.  Carolina Osses, coordinadora del proyecto en Chile, señala que la evidencia recogida indica que en corto plazo el circo desarrolla habilidades socioemocionales en los jóvenes. Registramos su estado al ingreso y egreso del curso a través de un sistema de evaluación diseñado para medirlo y podemos sostener que al final del proceso todos han desarrollado una o más habilidades socioemocionales.


La experiencia en los colegios ha sido muy buena, estar dentro de la malla curricular permite mejorar las mediciones, aumentar el impacto y que más jóvenes conozcan el circo.


Adrían González, coordinador en terreno del programa Cuerda Firme–El Circo del Mundo,  explica que siempre hay de parte de los estudiantes una respuesta increíble, porque cree que “encuentran en el circo un espacio de libertad y lúdico” y se producen situaciones que uno no espera, como el comentario de varios jóvenes que dicen que por primera se enteran de la historia de vida de una compañera o expresiones como “nunca habíamos hecho nada juntos”. Para Adrían estos comentarios revelan la potencia del trabajo que realiza Cuerda Firme, “son jóvenes que han estado juntos durante 4 años sin conocerse y lo hacen ahora a través del circo, además de permitirles conocer otras facetas de sus compañeros y de ellos mismos.


Escucho muchas veces el comentario de ‘nunca me imaginé que podía hacer esto (una pirueta o acrobacia)”. Es la forma de educar en no creer el cuento de los límites y las limitaciones“. El circo cambia esa lógica y es ahí donde se produce su real magia.

También registran cambios en el comportamiento, sus cuerpos se modifican, aparece mayor preocupación por el entrenamiento previo. “Se dan cuenta que el circo es también trabajo físico y eso es muy importante porque no es lo mismo entrenar tu cuerpo levantando pesas o en una máquina de ejercicios que jugar con otro, con un compañero y ser parte de procesos creativos.


Donde  se tensa la Cuerda Firme

El proyecto Cuerda Firme nació en 2014 entre Circo al Sur de Argentina, La Tarumba de Perú y El Circo del Mundo en Chile junto al Fondo Multilateral de Inversiones (FOMIN) del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y la colaboración del Cirque du Soleil como socio estratégico para la elaboración de una metodología que sistematice los procesos a través de los cuales el circo desarrolla habilidades socioemocionales que aportan a mejorar las condiciones en que jóvenes enfrenten el empleo y su desarrollo como personas, generando también herramientas de evaluación de este impacto y las evidencias que lo certifican de cara a incluirlos en cualquier sistema educativo, capacitación o formación en que se quiera utilizar.

En Chile, Perú y Argentina durante la implementación de este proyecto han participado 1.195  jóvenes y 800 terminaron la formación básica avanzada.


Carolina Osses, coordinadora del proyecto Cuerda Firme en Chile, destaca que realizar talleres de circo dentro de las mallas curriculares de los colegios “ha permitido ampliar el impacto y que se conozcan más los efectos del circo en los jóvenes”  agrega que también ha impactado en el entorno escolar, directamente en El Circo del Mundo, el circo en general y en las artes escénicas, generando una metodología y la evidencia para replicarla.


 Para Alejandra Jiménez, directora de El Circo del Mundo, que debió articular el proyecto con las experiencias de La Tarumba en Perú , Circo al Sur en Argentina y la asistencia técnica de Fomin-BID, una de las cosas más valiosas de Cuerda Firme es ver la forma en que la magia del circo se transforma en datos cuantitativos y cualtitativos que demuestran su efectividad en el desarrollo de las habilidades blandas en los jóvenes. Esta metodología sumada a la experiencia de El Circo del Mundo por más de 23 años enseñando circo, preparando artistas y haciendo espectáculos, permiten sostener que la evidencia generada por este proyecto es aplicable para cualquier persona que practique circo.


Osses agrega que ese es parte del desafío para El Circo del Mundo,  buscar financiamiento para continuar con Cuerda Firme en colegios, “pero no sólo en jóvenes que enfrentan el mundo del trabajo, también desarrollar habilidades socioemocionales en niños y niñas en cualquier ámbito, como el de la convivencia escolar por ejemplo. Creemos que si en edades más tempranas desarrollamos estas habilidades socioemocionales el impacto crece,  los procesos se reafirman y las transformaciones son más importantes”.


Muestra de circo

Este martes 31 de octubre, desde las 16.00 horas, veremos el fin de un proceso en el que participaron 11 cursos de 5 establecimiento educacionales técnico profesionales de Santiago. Más de 200 jóvenes siendo protagonistas de un espectáculo de circo creado por ellos.


También veremos el número circense de un egresado de la Escuela de Artes Circenses, que fue parte de la Formación Avanzada del Proyecto Fomin-BID Cuerda Firme y un espectáculo grupal donde participaran egresados de El Circo del Mundo y La Tarumba, parte de este proyecto en Perú.


Participaran en la jornada autoridades de los distintos estamentos que han posibilitado la realización del proyecto Cuerda Firme en Chile.


Lectura de foto: Alumnos del Liceo A-24 preparan su participación en la Muestra de Circo Cuerda Firme

Comparte este artículo en:

Compartir en Facebook Compartir en Twitter