A TODO EL MUNDO DEL CIRCO (TRADICIONAL Y CONTEMPORÁNEO)

El Segundo Festival de Circo organizado por el Circo del Mundo reunió durante tres días a representantes del circo tradicional y contemporáneo. Creemos que fue un hito en la historia del circo en Chile.

La competencia de 18 números circenses fue la excusa para unir a dos tradiciones artísticas. Una centenaria y arraigada en la cultura de Chile y la otra emergente, con ganas de aprender, practicar, perfeccionar y profesionalizar la disciplina. En un espacio, se miraron y dialogaron por primera vez y el resultado sólo puede redundar en mejorar y crecer en saberes, prácticas, expresión, técnica y gestión.

El circo tradicional expresa en el cuerpo y destreza de sus artistas un siglo de historia familiar y cultural en todo el territorio del país. Aprendizaje y acervo cultural del que sólo se puede aprender. Los números que participaron en el Festival mostraron también la esencia del circo, perfección en la técnica, sentido del espectáculo, ocupación por los detalles, entrega total y humildad.

El circo contemporáneo, por su parte, mostró que el circo es capaz de expresar historias y contenido con audacia y diversidad, integrando distintos lenguajes para su mensaje. Busca la perfección con una mirada integradora e inclusiva, abriendo las puertas del circo a distintas sectores de la sociedad, cada vez más interesados en practicarlo y difundirlo.

Los organizadores, asistentes, artistas, técnicos y los que se enteraron de lo sucedido en el 2º Festival de Circo, tienen sus propias conclusiones de lo vivido, visto, oído y experimentado. Algunos coinciden, otros discreparan, pero estamos seguros que para ninguno fue indiferente, el primer paso para generar movimiento, intercambio, quizá trabajo en común, donde ambos mundos encuentren los puntos que permitan hacer crecer el circo.

El Segundo Festival de Circo tuvo un ganador, el Payaso Desorden, interpretado por Michael Murtagh, que con una rutina cuidada en los detalles, estético, audaz, magnético y con una comunicación con el público notable, se robó el corazón y la risa del público, también la del jurado.

El segundo lugar lo obtuvo la maravillosa pulsada de Camila (12 años) de Golden Circus. Con una técnica perfecta y una puesta en escena dedicada al público, cuidada en los detalles y la expresión de sus movimientos, cautivó sin apelación a los asistentes.

El tercer lugar fue para Cirquina de los Hermanos Silva, quienes ejecutaron un mano a mano con destreza técnica, sincronía y sentido de espectáculo, irradiando energía. Su comunicación con el público fue total.

Pero el lugar más importante lo tuvo la participación, la seriedad de los organizadores, el excelente trabajo del jurado. Sin apelación, por votación unánime, el gran ganador del Festival fue simplemente EL CIRCO.

Congratulaciones a todos y todas los que con su aporte hicieron posible su realización, los invitamos a discutir, seguir el camino de intercambiar más experiencias y construir en conjunto. El desafío es organizar un Tercer Festival de Circo con mayor proyección.

VIVA EL CIRCO!

Equipo del Circo del Mundo

Comparte este artículo en:

Compartir en Facebook Compartir en Twitter